¿Qué hacer cuando la venta de un billete no queda registrada en vuestro back office?

En el trabajo diario del agente de viajes, se ha de lidiar diariamente con muchas tareas y situaciones. Un sinfín de actividades que se traducen, o eso al menos pretendemos, en ventas. El agente de viajes es la primera línea en todo este proceso. Pero… ¿qué ocurre después? ¿Qué sucede una vez se ha emitido, por ejemplo, un billete de avión? ¿Cómo llega esa venta a los sistemas contables de vuestra empresa? Este post quiere contaros un poco cómo se lleva a cabo el proceso desde que emitís un billete de avión hasta que le dais la factura al cliente, cómo todo eso queda registrado en vuestros sistemas contables o de gestión y. lo que es más importante, cómo saber qué hacer cuando esa información no se está guardando de manera correcta. Para ello nos adentraremos un poco más allá, dentro del sistema. Vamos a ver que hay “por detrás”, en el back office… Hablemos pues de un pequeño-gran desconocido, el A.I.R. (Amadeus Interface Record).

Richard Straus
por Richard Straus
 
Martes, 29 de octubre de 2013
 

Cada vez que emitís un billete de avión vuestra reserva se ve modificada con dos elementos nuevos, el FA y el FB. Nos interesa este último. El FA lo conocemos bien, es el número del billete. Pero el elemento FB es el que registra el envío de la información de la venta (es  decir, un registro generado por Amadeus con la información de la tarifa entre otras), a vuestros sistemas contables. Ese registro es el A.I.R.

¿Cómo podemos asegurarnos de que, desde Amadeus, se ha enviado correctamente la información de la venta a vuestro back office?
Con una transacción muy sencilla: BD.

Si en el lado izquierdo de la pantalla, aparece un asterisco (*), significa que el envío de la información se ha producido correctamente. Fijaros que el número de secuencia es el mismo que el de la línea FB de la reserva. 

¿Qué ocurriría si en lugar de un asterisco, apareciese un guion (-)?

Esto significaría que algo ha ocurrido y que puede que la información no se haya enviado. Esto puede deberse a diversos motivos, pero nos interesa más saber que habría que hacer en estos casos, ¿verdad?

Pues muy sencillo. Dos transacciones os servirán para que todo funcione correctamente: 

La primera, BSSTOP, sirve para detener la transmisión de registros.

La segunda, BASTART, sirve para reiniciar el envío de registros pendientes. 

Lo normal será que, una vez hagáis esto, todos los registros que por algún motivo no se hubieran enviado, se envíen correctamente.

O, dicho de otro modo, cuando volváis a teclear BD, os aparecerán asteriscos por todas partes, y vuestras ventas estarán recogidas en los sistemas contables de vuestra empresa.

Espero que os haya resultado interesante y, sobre todo, que os sea de utilidad.

¡Hasta otra ocasión!

 

 
 
8 comentarios